El panorama de las PcD en Chile es desalentador: El  94% de los jóvenes y adultos mayores de 24 años, jamás ha recibido atención de salud y rehabilitación en virtud de su discapacidad; más del 70% de la población discapacitada no tiene un empleo; el 56% de las personas con discapacidad es indigente, la mayoría excluida de la atención en salud pública. El sistema de instituciones de Salud Previsional, Isapres,  discrimina a las PcD. El acceso al transporte  público es denegado por inaccesible, no solo en Santiago de Chile, sino  en las regiones; personas en silla de ruedas sufren en el Metro; en fin  los  Centros Comunitarios de Rehabilitación (CCR) son insuficientes,  más de la mitad  de las comunas en Chile carecen de CCR.

 

El encargado de manejar las políticas públicas sobre PcD es el  Servicio Nacional de la Discapacidad, de la Presidenta de la República, que  por conducto del Ministerio de Desarrollo Social,  invierte en atender las necesidades de las personas con  discapacidad en Chile, el 2,72% del presupuesto.

 

En 1994 se expidió  la  Ley 19.284 en pro  de  las PcD , y se tardaron   una década en redactar el  primer estudio nacional  respecto a la discapacidad, el  ENDISC. En 2002, el país ratificó  la Convención Interamericana para la eliminación de todas las formas de discriminación contra las personas con discapacidad; en 2008   suscribe  la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con discapacidad y su protocolo facultativo, y en  2010  la  Ley 20.422  establece Normas sobre la Igualdad de Oportunidades e Inclusión de Personas con Discapacidad.

 

De acuerdo al Censo de población INE 2012,   la población con discapacidad que vive en Chile es de un 12,9% de la población,    más de  2.5 millones de personas.  Según el Dr. Luis Castillodecano de Medicina de la Universidad San Sebastián, “en Chile hay aproximadamente entre un 20 y 25% de la población que tiene algún grado de discapacidad”.

 

La OCDE comprobó que en 27 países,  "las personas con discapacidad en edad de trabajar, en comparación con sus homólogas no discapacitadas, experimentaban desventajas significativas en el mercado laboral y tenían peores oportunidades de empleo".     

@luforero4

Vistas: 3

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Saluderecho para agregar comentarios!

Únete a Saluderecho

Bienvenida

Priority Setting and
Constitutional Mandates in Health 2014

SaluDerecho en Twitter

English/Portuguese

© 2017   Creada por Kobina Aidoo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio